sábado, 15 de febrero de 2014

ARQUITECTURA OSI

  ARQUITECTURA OSI
El modelo OSI (Open Systems Interconnection o Interconexión de Sistemas Abiertos) está basado en una propuesta establecida en el año 1983 por la organización internacional de normas ISO (ISO 7498) como un avance hacia la normalización a nivel mundial de protocolos. El modelo se llama modelo de referencia OSI de la ISO, puesto que se ocupa de la conexión de sistemas abiertos, esto es, sistemas que están preparados para la comunicación con sistemas diferentes. Usualmente lo llamaremos sólo modelo OSI para acortar.
OSI emplea una arquitectura en niveles a fin de dividir los problemas de interconexión en partes manejables. Posteriores estándares de ISO definieron las implementaciones en cada nivel para asegurar que se consigue una compatibilidad total entre ellos. Como se vio en el apartado anterior, la aproximación en niveles asegura modularidad y facilita que el software pueda mejorarse sin necesidad de introducir cambios revolucionarios, además de permitir la compatibilidad entre equipos diferentes. Consta de siete niveles, mostrados en la tabla siguiente.
Pero, ¿cómo llegó la ISO, partiendo desde cero, a definir una arquitectura a siete niveles de esas características? Los principios teóricos en los que se basaron para la realización de OSI fueron fundamentalmente los expuestos en el apartado anterior y algunos más. Podemos resumirlos en los siguientes:
  • Cada capa de la arquitectura está pensada para realizar una función bien definida.
  • El número de niveles debe ser suficiente para que no se agrupen funciones distintas, pero no tan grande que haga la arquitectura inmanejable.
  • Debe crearse una nueva capa siempre que se necesite realizar una función bien diferenciada del resto.
  • Las divisiones en las capas deben establecerse de forma que se minimice el flujo de información entre ellas, es decir, que la interfaz sea más sencilla.
  • Permitir que las modificaciones de funciones o protocolos que se realicen en una capa no afecten a los niveles contiguos.
  • Utilizar la experiencia de protocolos anteriores. Las fronteras entre niveles deben situarse donde la experiencia ha demostrado que son convenientes.
  • Cada nivel debe interaccionar únicamente con los niveles contiguos a él (es decir, el superior y el inferior).
  • La función de cada capa se debe elegir pensando en la definición de protocolos estandarizados internacional mente.
OSI está definido más bien como modelo, y no como arquitectura La razón principal es que la ISO definió solamente la función general que debe realizar cada capa, pero no mencionó en absoluto los servicios y protocolos que se deben usar en cada una de ellas. Esto quiere decir que, al contrario que el resto de arqui­tecturas de redes, el modelo OSI se definió antes de que se diseñaran los protocolos. Recuérdese la definición de arquitectura que aparece en el apartado anterior.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario